Zaragoza presenta 17 nuevos autobuses híbridos y aprueba la adquisición de 4 eléctricos

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado la adquisición de cuatro autobuses eléctricos que se incorporarán a la flota del servicio urbano de transporte a lo largo del próximo mes de septiembre. Será la primera ocasión en la que la red de Zaragoza contará de manera oficial en su servicio con este tipo de buses sin motor de combustión, ya que hasta ahora los vehículos utilizados lo fueron a modo de prueba.

La decisión del Gobierno ha sido anunciada por el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, durante la presentación de 17 nuevos autobuses híbridos que se incorporan ya a la flota de Avanza. En este acto, Azcón ha estado acompañado por la consejera de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, y por el director de Avanza en Zaragoza, Guillermo Ríos.

Con las incorporaciones presentadas, la edad media de la flota mejora un 8% respecto a los datos actuales, situándose en 8,3 años. Serán, desde ahora, 76 los vehículos híbridos puestos en servicio, dando así continuidad al compromiso con una movilidad sostenible basada en las tecnologías limpias.  

Estos nuevos 17 autobuses prestarán servicio en las líneas 42, 44, 52 y 53. A ellos habrá que sumar, además de los 4 eléctricos antes citados, otros 18 nuevos autobuses articulados híbridos que está previsto recibir también el próximo mes de septiembre, por lo que la edad media de la flota será aún más baja a finales de 2019, alrededor de 7,7 años. Estos híbridos serán, también, los primeros buses “dobles” con este tipo de motorización en Zaragoza.

Los autobuses híbridos contribuyen a mejorar el impacto medioambiental en la ciudad, reduciendo las emisiones de CO2 en un 30% y las emisiones de NOx y PM10 en más de un 95%, impactando directamente sobre la calidad del aire. Por otra parte, se minimiza también la contaminación acústica en Zaragoza.

Los 17 nuevos vehículos híbridos corresponden al modelo 7905 Hybrid de la marca Volvo, que destacan por los distintos aspectos técnicos de eficiencia energética. Así, la estructura de la carrocería y del techo están fabricadas con aluminio, que se puede reciclar hasta un 90% y que aporta una reducción de peso que se traslada a un ahorro de combustible.

Los sistemas auxiliares (puertas, aire acondicionado, dirección asistida, frenos) son accionados eléctricamente, lo que redunda en un ahorro de combustible y facilita que el autobús sea totalmente operativo incluso cuando el motor diésel se encuentre desactivado.

Incluye dos conjuntos de baterías para aumentar el tiempo de actividad y ampliar la vida útil de las mismas. Uno de los conjuntos se reserva exclusivamente para el arranque del motor y asegurar una batería totalmente cargada en todo momento. El otro conjunto se reserva para los demás sistemas eléctricos. El motor de combustión cumple con la normativa Europea de emisiones (Euro VI).

Como es habitual, incluye una rampa que garantiza el acceso de personas con problemas de movilidad, carritos de bebé, etcétera.

Primeros buses eléctricos en la red

Respecto a los cuatro nuevos buses eléctricos cuya adquisición ha aprobado el Gobierno de Zaragoza, se trata de vehículos de dos fabricantes distintos: dos BYD K9UB y otros dos IRIZAR ie BUS. La incorporación de estos buses eléctricos se incluye en el plan de renovación de flota previsto para el año 2019.

En concreto, la adquisición de estos vehículos supone una inversión de 2.795.168 euros, que se realizará, como el resto de la concesión, mediante un programa a 10 años.

A lo largo de la concesión está previsto que se sustituya un total de 253 de los 352 buses que constituyen la flota, es decir, un 72%.

Tanto el Ayuntamiento de Zaragoza como Avanza han reiterado su compromiso en la utilización de tecnologías  limpias, lo que contribuye a una Zaragoza con menos contaminación, menos ruido y con una movilidad que mejora la calidad y la eficiencia del transporte público. 

Fuente: eysmunicipales.es