Los cursos para patinetes eléctricos llegan a las autoescuelas, aunque todavía sin una normativa clara

La irrupción de los patinetes eléctricos se ha convertido en una cuestión transversal. Todos los ciudadanos en algún momento interactuamos con estos Vehículos de Movilidad Personal, bien como usuarios o bien como compañeros de espacio, ya sea sobre el asfalto o a pie.

Por eso algunos agentes implicados ya han reaccionado y las primeras autoescuelas están abrazando este tipo de vehículos, ofreciendo los primeros cursos para los usuarios de patinetes eléctricos.

La formación como medio para evitar accidentes

Img 20190717 090756

El fácil acceso a los patinetes eléctricos unido a la falta de formación y el desconocimiento voluntario de algunos usuarios ha provocado durante los últimos meses situaciones de riesgo. Los últimos datos hablan de cinco fallecidos en 273 accidentes registrados con patinetes eléctricos en 2018, de los que más de 200 fueron atropellos a peatones.

La necesidad de una regulación es más que evidente ya que actualmente estos VMP se encuentran en un limbo legal que los considera poco más que juguetes y deja en manos de cada ayuntamiento su regulación vía ordenanzas de movilidad.

Mientras, esta de Barcelona ha tomado la iniciativa y ya está ofreciendo pequeños cursos de formación a modo de taller puntual y gratuito para todos aquellos que quieran hacer uso de los patinetes eléctricos, ya sean propios o de alquiler.

En estos minicursos de dos horas los asistentes reciben nociones teóricas con material sobre los propios vehículos, las normas que les afectan y también sobre los peligros a los que se exponen con el uso de los VMP. Además se incluye también una parte práctica con dinámicas sobre equilibrio, manejo y frenada de emergencia ante situaciones imprevistas.

Este ha sido un primer paso, una prueba piloto que ha contado con una buena acogida, con 50 apuntados y 15 asistentes según nos han informado desde la propia autoescuela. El recibimiento ha sido muy positivo así que a partir del mes de septiembre pasarán a expandir estos cursos por el resto de sus establecimientos en toda España, puesto que “hay una necesidad de formar a los usuarios de VMP para evitar accidentes”.

Un marco normativo difuso para los patinetes eléctricos

Patinetes Electricos

Ahora sólo falta que los patinetes eléctricos y el resto de VMP se encierren dentro de un marco legal específico, una nueva regulación en la que la DGT lleva meses trabajando y que debería haber llegado ya en verano de 2019 pero que va a retrasarse sin fecha.

Mientras que la Dirección General de Tráfico ya se está fijando en lo que hacen a nivel normativo otros países como Israel, donde ya es obligatorio hacer un curso presencial de 30 horas y un examen para poder conducir un patinete eléctrico o una bicicleta, además de usar casco y chaleco reflectante, la Confederación Nacional de Autoescuelas de España también reclama.

Img 20190725 165457

En vista de la CNAE, los VMP también son vehículos y por lo tanto requieren de una formación previa que “que sensibilice sobre la necesidad de la coexistencia pacífica con los demás usuarios de las vías públicas”, además de establecer un registro y control de los vehículos, seguro, edad mínima y dispositivos de seguridad obligatorios para todos los tipos.

Recientemente dos casos en la ciudad asturiana de Gijón han puesto de manifiesto la ausencia total de conocimiento por parte de algunos usuarios. En ambos casos dos ocupantes viajaban en patinetes eléctricos tipo golf, de rueda gruesa y con asiento, sin matrícula, sin permiso de circulación ni carnet. En el segundo de los casos además ambos ocupantes se desplazaban por vía pública sin casco. Los dos sucesos fueron atajados por la Policía Local y sancionaron a los usuarios.

Patinete Electrico Madrid 4

Recientemente dos casos en la ciudad asturiana de Gijón han puesto de manifiesto la ausencia total de conocimiento por parte de algunos usuarios. En ambos casos dos ocupantes viajaban en patinetes eléctricos tipo golf, de rueda gruesa y con asiento, sin matrícula, sin permiso de circulación ni carnet. En el segundo de los casos además ambos ocupantes se desplazaban por vía pública sin casco. Los dos sucesos fueron atajados por la Policía Local y sancionaron a los usuarios.

Fuente: motorpasionmoto.com