Moter, una empresa del joven coruñés Alberto Rosende, echará a andar en noviembre con una flota de 30 motos totalmente sostenibles

Alberto Rosende, de Moter, nos enseña una de las motos eléctricas de su empresa.

A mediados de noviembre está previsto que llegan a A Coruña las motos eléctricas de alquiler por minuto. Se trata de un tipo de negocio que ya se puede ver en grandes ciudades como Barcelona o Madrid. La ciudad herculina será la primera del norte en recibirlas y será de la mano de una empresa coruñesa llamada Moter cuya cabeza visible es Alberto Rosende.

Este joven emprendedor cree que el problema del tráfico en la ciudad es el exceso de vehículos y no la falta de aparcamientos. Por ello, se lanzó a estudiar esta idea y durante ocho meses ha gestionado todos los requisitos necesarios para poder hacerla realidad. “Es una buena forma de empezar a gestionar el aprovechamiento energético de nuestra ciudad y crear algo de valor para A Coruña”, señala Alberto.

Las motos: 100 % eléctricas

Moter echará a andar con 30 motocicletas eléctricas similares a unas de 50 centímetros cúbicos. “En otras ciudades las hay de 125 cc. pero A Coruña no es una ciudad de scooters. Hay que dejar un margen para que la gente se acostumbre a usarlas”, señala Rosende.

Tienen una autonomía de 60 kilómetros, que puede variar en función de los ocupantes y el desnivel de la carretera. Son de estilo retro, de color blanquiazul y llevan el logo seriegrafiado en un lateral y en los cascos. En el futuro, no descartan ampliar la flota con motos de mayor potencia.

Estos vehículos estarán en diferentes puntos de la ciudad, de manera que cubran las necesidades de todos los usuarios. Estarán en aparcamientos habilitados y no descartan llegar a acuerdos para poder estacionar en zonas de la ORA.

Seguridad e higiene

La motocicleta cuenta con un compartimento en el que hay dos cascos de diferentes tamaños y productos de limpieza. “Además del servicio de mantenimiento que damos nosotros, los usuarios pueden limpiar el asiento si está mojado o sucio”, señala Rosende.

Las baterías se recogen en cuanto se agotan. Por supuesto, los trabajadores de Moter utilizan coches eléctricos para realizar este tipo de labores de mantenimiento. Se retira la batería descargada y se inserta una nueva. De este modo la moto está inoperativa el menor tiempo posible.

Las tarifas: menos de 10 euros la hora

Llegados a este punto, muchos se estarán preguntando cuánto cuesta alquilar una moto eléctrica. El precio provisional (todavía podría variar ligeramente de aquí al lanzamiento definitivo) sería de 29 céntimos el minuto. Será una tarifa progresiva, que irá descendiendo según pasemos tiempo en la moto.

Por ejemplo, si un usuario utiliza durante una hora su moto, el minuto costaría 14 céntimos. De este modo, un viaje de media hora por la ciudad cuesta 5,10 euros y uno de una hora no supera los 8. A partir de 2020 y en función de cómo vayan los primeros meses de funcionamiento, está previsto que salgan bonos para clientes habituales.

La App: donde localizar y reservar moto

Toda la gestión de reserva y uso de las motos se llevará a cabo con la App oficial de Moter. Habrá que descargarla, registrarse, introducir el DNI y el carnet de conducir y una tarjeta de crédito. Los pagos serán automáticos.

Una vez completado estos pasos previos, el usuario podrá ver en el mapa cual es la moto más cercana y reservarla durante 15 minutos. Al acercarse, deberá encenderla con la propia App, desde donde podrá también acceder a los cascos del maletero. Antes, podrá hacer una valoración de posibles daños de la moto y adjuntar fotos si fuese necesario. Tras el viaje, podrá valorar la experiencia.

Planes para el futuro

Pese a no haber arrancado todavía este primer proyecto, en Moter ya piensan en los próximos. Durante los primeros meses, valorarán si incorporar coches a su flota o patinetes, si prospera una legislación que los regule. “Nuestra intención es mejorar y continuar trabajando para ofrecer una nueva alternativa al transporte tradicional”, dice Alberto Rosende.

Fuente: elespanol