Audi ha presentado su nueva estrategia “Vorsprung 2030”, la cual establece una fecha firme para la transición hacia la movilidad eléctrica, y contempla además la transformación de la marca en materia de digitalización.

coches eléctricos Audi
En poco más de 10 años, todos los nuevos Audi serán eléctricos

Audi quiere ser “un líder sostenible, social y tecnológico en 2030”, para lo cual ha desarrollado una estrategia corporativa llamada ‘Vorsprung 2030’, que pretende transformar por completo la marca, desde la total acogida de vehículos eléctricos en su gama hasta la integración de un ecosistema propio. 

Bajo el nombre ‘Vorsprung 2030’, la actual directiva quiere garantizar que Audi siga siendo viable y rentable durante mucho tiempo, incluso (o a pesar) de las fuertes inversiones que desembolsarán en los próximos años. Hace ya unas semanas, Audi anunció que, a partir de 2026, todos los nuevos modelos que lance al mercado serán totalmente eléctricos. Ahora ha reafirmado esa intención y también ha anunciado que eliminará gradualmente la producción de sus motores de combustión interna a partir de 2033

Pero la estrategia ‘Vorsprung 2030’ va mucho más allá. Pese a estar en alemán, a muchos quizá les suene esa palabra, pues forma parte del eslogan que Audi ha tenido durante las últimas cinco décadas: “Vorsprung durch Technik”, que en español significa ‘A la vanguardia de la técnica’. La intención ahora es seguir a la vanguardia más allá de 2030.

Markus Duesmann, CEO de Audi, lo expresa así: “Muchos de los principales problemas del mundo, como las emisiones de carbono y el calentamiento global, sólo podemos resolverlos mediante el uso de tecnologías limpias. Por este motivo sigue siendo necesario ‘A la Vanguardia de la Técnica’. Nos consideramos una empresa que garantiza la libertad y la movilidad individual de nuestros clientes. No nos limitamos simplemente a desarrollar tecnología por sí misma, sino que debe ser consecuente y eficaz para mantener el mundo en movimiento”.

Tras un concienzudo análisis de la industria, la economía y la sociedad por parte de 500 empleados de distintos niveles jerárquicos y diferentes mercados, Audi ha sacado varias conclusiones clave: las ventas y los beneficios se trasladarán gradualmente desde los vehículos con motor de combustión a los coches eléctricos; y más adelante, con el potencial de crecimiento de la conducción autónoma, al software y los servicios. En su transformación hacia la electromovilidad y el software, el Grupo Volkswagen redefinió sus prioridades con su estrategia New Auto, en línea con la implementación  del plan “Vorsprung 2030”.

Audi A6 e-tron
Audi A6 e-tron concept.

La nueva estrategia se centrará en el crecimiento rentable y en la diferenciación, y proporciona las directrices para priorizar las áreas estratégicas de actividad, como la formación de los empleados en nuevos campos de conocimiento y técnica, la cultura de la empresa y un nuevo sistema de gestión empresarial.

“Como resultado de estos cambios, en el futuro Audi establecerá un contacto con sus clientes aún más estrecho y frecuente, con nuevas ofertas digitales y físicas”, explica John Newman, responsable de digitalización de Audi. Eso sí, dicen desde Audi que la estrategia no está terminada, puesto que se trata de un proceso en continuo desarrollo. “El mundo y especialmente el sector del transporte están evolucionando rápidamente. En el futuro responderemos a los cambios con mayor rapidez y flexibilidad”.

Oliver Hoffmann, Director de Desarrollo Técnico de Audi, explica cómo los próximos años traerán más novedades: “En la era de la nueva movilidad no sólo definimos ‘Vorsprung’ como ingeniería de referencia a nivel mundial, diseño de vanguardia y una experiencia digital cautivadora. No pensamos únicamente en términos de vehículos. En el futuro centraremos cada vez más nuestra atención en las soluciones de movilidad holísticas, incluida la infraestructura circundante”.

Audi Q4 50 e-tron quattro, Colour: Geyser blue; Audi Q4 Sportback 50 e-tron quattro, Colour: Florett silver; Audi RS e-tron GT, Colour: Daytona grey; Audi e-tron GT quattro, Colour: Kemora grey; Audi e-tron S Sportback, Colour: Catalunya red; Audi e-tron 55 quattro, Colour: Galaxy blue.
Gama de coches eléctricos de Audi.

Al igual que toda la empresa, el departamento de Desarrollo Técnico está experimentando la mayor transformación de su historia ante la próxima década, que será probablemente la que presente más desafíos en la industria del automóvil. Esto incluye la creciente atención al software en los vehículos y la conducción autónoma, con la mejora de la conectividad, los servicios digitales y la ampliación del uso de sistemas programados internamente como puntos centrales. En el futuro, los clientes podrán mejorar sus vehículos y actualizar o instalar subsistemas en función de sus necesidades y en algunos países, los propietarios de modelos con motor de combustión también recibirán un servicio privilegiado durante todo su ciclo de vida.

En la nueva estrategia 2030, la división de software del grupo -CARIAD- desempeña un papel fundamental, pues desarrollará una plataforma de software escalable con un sistema operativo estandarizado y conectividad en la nube para todas las marcas del Grupo Volkswagen para 2025, lo que facilitará las sinergias en el futuro, incluyendo la conducción autónoma.

Todo ello se complementa, al mismo tiempo, con la implantación de procesos de fabricación eficientes y tecnologías inteligentes en la producción. Para ello, el Laboratorio de Producción de Audi se apoya y colabora con una red de institutos, empresas emergentes y proveedores globales. Una de las fábricas más avanzadas en este sentido será la factoría de Neckarsulm, que actualmente ya desempeña un papel como fábrica piloto y laboratorio “real” para la transformación digital, una fábrica totalmente conectada y con los estándares de la Industria 4.0.

Fuente: hibridosyelectricos