CUPRA ha desvelado en torno a qué precio se situará su coche eléctrico basado en la plataforma MEB Small. Un modelo cuyo beberá directamente del CUPRA Urbanrebel que conocimos semanas atrás.

cupra-urbanrebel-concept_03_HQ

Aprovechando el pasado IAA que tuvo lugar en la ciudad de Múnich, CUPRA dio a conocer al mundo un primer atisbo del que será el coche eléctrico más barato de su gama. Se trata del CUPRA Urbanrebel, el modelo destinado a situarse dentro del segmento B de la firma aspiracional española.

El CUPRA Urbanrebel, junto con el nuevo Volkswagen ID. Life, serán los primeros modelos que se lanzarán sobre la plataforma MEB Small y cuyo proyecto está siendo liderado por SEAT para todo el Grupo Volkswagen. El consorcio alemán tiene previsto fabricar hasta 500.000 unidades anuales de estos coches en la fábrica de SEAT en Martorell, mientras que también barajan trasladar parte de esta producción a Pamplona, donde la propia Volkswagen tiene una fábrica.

No obstante, y tal y como señalábamos anteriormente tras unas declaraciones del CEO de CUPRA y SEAT, Wayne Griffiths, SEAT no tendrá un coche eléctrico basado sobre esta plataforma. Deja así el Grupo Volkswagen a la firma española en un segundo plano conforme al resto de firmas, e incluso conforme a CUPRA, una firma que en principio no iba a afectar al porvenir de la propia SEAT. El directivo excusa esta maniobra alegando que SEAT no pueda dar lugar a ambos proyectos a la vez.

Desde un primer momento el Grupo Volkswagen ha apuntado a que esta oleada de modelos que se basará en la plataforma MEB Small tendrían un precio de partida de entre 18.000 y 25.000 euros, y gracias a Wayne Griffths hemos sabido que el modelo de CUPRA se ubicará en la parte alta de esta horquilla de precios, con una versión básica que arrancará en el entorno de los 25.000 euros, mientras que el modelo de producción que nacerá del ID. Life se espera que parta de unos 20.000 euros.

cupra-urbanrebel-concept_01_HQ
CUPRA Urbanrebel conceptual.

“La versión de Cupra tendrá un precio más alto porque queremos que se ubique entre el segmento de masas y el premium”, decía el presidente ejecutivo de Cupra, Wayne Griffiths, en unas declaraciones efectuadas en el salón del automóvil de Múnich a principios de este mismo mes, y que ahora saca a la luz Automotive News Europe.

Se trata de un hecho llamativo si tenemos en cuenta que en estos momentos, a igualdad de batería y potencia de motor, el CUPRA Born se sitúa unos 1.100 euros por debajo de su homónimo en Volkswagen, el ID.3.

Además de ello, el directivo de las dos firmas españolas se atrevía a decir en qué sentido evolucionará el diseño del CUPRA Urbanrebel para convertirse en un coche eléctrico de producción destinado a la ciudad, desvelando que las formas de elementos como los faros, la caída del capó y las proporciones de la carrocería se trasladarán directamente al coche que CUPRA quiere fabricar.

En este sentido, Wayne Griffiths comentaba: “Le daremos un diseño muy provocativo. El modelo de serie estará muy cerca del Urbanrebel. Si quitas el alerón de la parte trasera y el spoiler de delante te acercarás mucho a lo que queremos hacer con el coche que vamos fabricar en 2025“.

cupra-urbanrebel-concept_06_HQ
CUPRA Urbanrebel conceptual.

Aunque el CUPRA Urbanrebel está dotado de un motor eléctrico de más de 300 CV nominales y 400 de potencia pico, lo cierto es que el modelo de producción dejará estas cifras de lado para ofrecer números más habituales en coches de calle.

Este nuevo CUPRA contará con un motor eléctrico apostado en el eje delantero que rendirá una potencia de 170 kW (225 CV) y que se alimentará de una batería cuya capacidad ha sido cifrada de momento por SEAT en 55 kWh. Gracias a ello podrá completar recorridos de hasta 400 kilómetros con una carga completa.

Fuente: hibridosyelectricos