El secretario general de la ONU, António Guterres, insta a los principales países fabricantes a adelantar sus planes de descarbonización del transporte por carretera

Coches de combustion - Gasolina - Diesel - Electricos - Hibridos
Coches nuevos recién salidos de fábrica.

La prohibición de vender coches de combustión interna va muy en serio. Tan en serio que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha pedido a los principales países fabricantes del mundo (es decir, todos los países desarrollados) que dejen de fabricar coches de combustión en 2035 para reducir las emisiones de CO2, uno de los principales gases de efecto invernadero y el mayor responsable del calentamiento global.

Lo ha dicho el actual secretario general de la ONU, António Guterres, durante la Segunda Conferencia Mundial de Transporte Sostenible que se está celebrando estos días en Pekín. Guterres ha instado este jueves a los principales países fabricantes “eliminar gradualmente la producción de vehículos con motor de combustión interna para 2035”, mientras que a los países en desarrollo les ha dado de plazo hasta 2040.

Eso supondría adelantarse cinco años a los planes que tiene el Gobierno de España para acabar con los coches de combustión en nuestro país. Según la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que fue aprobada en el Congreso de los Diputados el pasado 13 de mayo, en 2040 ya no se podrán comercializar coches nuevos que emitan CO2. Es decir, desde el 1 de enero de 2040 no se podrán vender coches nuevos de gasolina, diésel o híbridos, ni siquiera los híbridos enchufables, que combinan un motor eléctrico con otro de combustión.

Coches nuevos preparados para ser transportados en ferrocarril.
Coches nuevos preparados para ser transportados en ferrocarril.

La ONU propone que a partir de 2035 sólo se fabriquen y comercialicen vehículos de propulsión 100% eléctrica o bien de pila de combustible de hidrógeno, más caros que los actuales de combustión interna y para los que se necesita una amplia red de carga (electrolineras e hidrogeneras) que ahora mismo no existe o es claramente insuficiente.

La ONU se alinea así con organizaciones como la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que ha propuesto prohibir las ventas de coches nuevos de combustión desde 2035. Es la misma fecha que maneja la Comisión Europea o el Gobierno de Reino Unido, que planean acortar plazos y conseguir la ‘neutralidad climática’ del transporte por carretera en 2045 o 2050.

El estado de California, el más rico de Estados Unidos y la quinta mayor economía del mundo, también quiere que no se venda ni un solo coche de combustión a partir de 2035, y hace un año anunció una nueva ley para hacerlo efectivo.

Fuente: marca