La compañía tecnológica quiere desarrollar “vehículos eléctricos inteligentes de calidad para que todo el mundo pueda disfrutar de la vida inteligente en cualquier momento y en cualquier lugar”

Las marcas están avanzando en el desarrollo de coches eléctricos
Las marcas están avanzando en el desarrollo de coches eléctricos (Olivier Le Moal)

El pasado mes de marzo, Xiaomi anunció oficialmente su intención de adentrarse en el sector de los coches eléctricos. Sin embargo, el comunicado que compartió entonces la compañía no concretaba fecha para su ambicioso proyecto, algo que ahora sí ha hecho el presidente de la empresa, Law Jun. Según sus previsiones, la producción de automóviles comenzará durante la primera mitad de 2024. Y lo hará bajo la firma Xiaomi Automobile. Tras el anuncio, realizado durante un evento para inversores, las acciones de la tecnológica subieron un 5,4%.

Todavía falta por saber si la compañía se asociará con una empresa automovilística existente para producir sus vehículos o lo hará de forma independiente. Según informó Reuters hace unos meses, estaba previsto que, al menos inicialmente, la fabricación en masa se lleve a cabo en una planta de Great Wall Motor Company Limited (GWM), situada en Hong Kong. De todos modos, Xiaomi tendrá su primera planta de ensamblaje de automóviles en Yizhuang, Beijing.

El objetivo de la compañía es vender “vehículos eléctricos inteligentes de calidad para que todo el mundo pueda disfrutar de la vida inteligente en cualquier momento y en cualquier lugar”. Para ello, ha creado una división específica independiente en la que, para empezar, inyectará 10.000 millones de yuanes (unos 1.300 millones de euros), con la previsión de invertir 10.000 millones de dólares (unos 8.520 millones de euros) en diez años. Este montante podría aumentar según la evolución del mercado.

La producción de automóviles comenzará durante la primera mitad de 2024, y lo hará bajo la firma Xiaomi Automobile

Sin duda, se trata de una gran apuesta que sigue la estela marcada por otras tecnológicas que también quieren introducirse en el sector de la movilidad eléctrica, conectada y autónoma. Sin ir mas lejos, Sony ya ha puesto a prueba en Austria el Visión-S, un prototipo desarrollado en colaboración con otras empresas (Nvidia, Bosch, Continental, Magna, Qualcomm, GNX o Here Maps).

Sony Car – More Than a Concept? — The Watt Car
Sony Vision-S circulando por las carreteras de Austria (Sony)

Y esta misma semana, el gigante tecnológico taiwanés, Foxconn, encargado de la fabricación de los iPhone de Apple, ha presentado tres modelos de vehículos eléctricos –un SUV, un sedán y un autobús-, que aún en forma de concept car podrían llegar a la producción en serie próximamente.

Con la creación de la división automovilística, Xiaomi muestra su apuesta de futuro por la movilidad, un sector en el que ya está presente con su línea de patinetes eléctricos. El pasado mes de julio, la compañía presentó su última novedad, el modelo Mi Electric Scooter 3, que incorpora mejoras en diseño, motor y sistema de frenado regenerativo. Equipa un propulsor con una potencia nominal de 300 W y una batería de 7.650 mAh (275 Wh) que ofrece una autonomía de hasta 30 kilómetros.

El catálogo de vehículos de movilidad personal también incluye otras versiones, como el Mi Electric Scooter 1S y al Mi Electric Scooter Pro. El primero lleva un motor de 250W, alcanza una punta de 25 km/h, puede recorrer hasta 30 kilómetros con una única carga y es capaz de afrontar cuestas de hasta el 14%. El otro monta un propulsor de 300W, mantiene la misma velocidad máxima -así cumple con el reglamento de los VMP- y ofrece una autonomía de 45 kilómetros. Su mayor potencia le permite superar desniveles del 20%. 

Patinete eléctrico Xiaomi Mi Electric Scooter 3
Patinete eléctrico Xiaomi Mi Electric Scooter 3 (AliExpress)

Fuente: lavanguardia