El grupo de infraestructruras se adentra en el negocio de la fabricación de la mano del productor catalán de motos eléctricas, participada por Critera y Repsol.

Acciona ha dado un paso más en su estrategia de movilidad urbana al emprender negociaciones para adquirir el fabricante de motos eléctricas Silence, la empresa que suministra los escúteres a Acciona Mobility y que acaba de firmar una alianza comercial con Seat para lanzar la moto eléctrica del fabricante de coches del grupo VW.

Según publica EXPANSIÓN, el movimiento de Acciona para adentrarse en el mundo de la fabricación de vehículos eléctricos, que está experimentado una transformación tecnológica frenética al calor de las medidas dirigidas a combatir el cambio climático.

“Es un negocio donde hay barreras de entrada vinculadas al coste de adquisición de los vehículos; la operación de Acciona da respuesta a ese reto”, señalan personas involucradas en el proceso. Acciona no ha querido hacer comentarios.

Acciona lanzó su plataforma de movilidad urbana en 2018 en Madrid con un servicio de motosharing. En menos de dos años, el grupo ha ampliado la red hasta tener en circulación más de 3.000 motocicletas fabricadas por Silence en ocho ciudades, entre España y Portugal. El objetivo es seguir extendiendo el negocio, incluido los patinetes eléctricos, y convertirse en uno de los operadores de referencia nacionales.

Además del coste de adquisición, la movilidad urbana eléctrica encaja con la vocación renovable de Acciona, uno de los mayores productores y comercializadores de energía limpia en España. La capacidad total instalada del grupo supera los 10.000 MW a través de todas las tecnologías verdes. Entre este año y 2021 su capacidad se ampliará en más de 1.000 MW.

Silence figura en la lista de start up con una mayor progresión en el campo de la movilidad electrificada. La compañía fundada por Carlos Sotelo, su CEO, además de vender a particulares, es el suministrador de referencia de Acciona Mobility.

El capital de Silence se reparte casi a partes iguales entre sus fundadores, un fondo de capital riesgo de Criteria y Repsol. Suman el 80%. El 20% restante se los reparten minoritarios y empleados.

Según las fuentes consultadas, Acciona está negociando los términos del acuerdo para comprar la participación total o parcial de Repsol y del brazo inversor de La Caixa, que podría conservar un porcentaje minoritario tras la venta.

Fuente: elmundo