Lotus ha presentado los detalles de su plataforma LEVA, que servirá como base para sus próximos deportivos eléctricos. Habrá tres variantes, para coches biplaza o 2+2 plazas, y podrá alojar la batería en posición horizontal o en vertical tras los asientos.

plataforma-leva-lotus_portada

Hace menos de un mes, Lotus anunció el lanzamiento de cuatro nuevos coches eléctricos que cambiarán para siempre la historia de la marca británica. Cuatro nuevos modelos, el primero de ellos previsto para 2022, entre los que habrá una berlina, dos SUV y -cómo no- un deportivo eléctrico. Ahora la compañía ha presentado los detalles de la plataforma LEVA, que servirá como base para la nueva familia de deportivos eléctricos de Lotus.

LEVA son las siglas de ‘Lightweight Electric Vehicle Architecture’, que traducido al castellano significa ‘Plataforma de vehículos eléctricos ligeros’, lo cual ya da una pista de las prioridades de Lotus para sus modelos de batería. La ligereza seguirá siendo una de las claves de Lotus, aunque lógicamente las baterías no permitirán alcanzar -al menos de momento- los niveles a los que nos tenían acostumbrados en la marca.

La nueva estructura se ha desarrollado a través del Proyecto LEVA, anunciado en octubre del año pasado. Se trata de un programa de investigación enfocado en el desarrollo de plataformas ligeras y totalmente nuevas para la próxima generación de vehículos eléctricos de batería de la marca. Y el primer fruto de ese proyecto es el que ha sido anunciado ahora por Lotus.

Project-LEVA-innovation-in-Lotus-electric-sports-car-architecture_2
Variante para deportivos biplaza con batalla de 2.650 mm, dos motores y batería tras los asientos.

Se trata de una plataforma modular, adaptable a modelos con diferentes longitudes de batalla, configuración de motores, tamaños de batería y ubicación de la misma. Lotus ha presentado tres variantes distintas: la principal diferencia en cuanto a diseño reside en el subchasis trasero, donde estará la clave de la “modularidad” de esta plataforma. El subchasis trasero se realiza mediante fundido a presión, es un 37% más ligero que la del Lotus Emira (con motor V6 de gasolina), y está diseñado de manera que sus múltiples componentes intercambiables permiten acomodar dos tipos diferentes de configuraciones de batería.

En función del tipo de coche al que vaya destinada, esta plataforma permitirá colocar la batería de manera horizontal bajo el habitáculo (como suele ser habitual en la mayoría de coches eléctricos) o bien de manera vertical, con los módulos apilados verticalmente detrás de los dos asientos. Esta última configuración está pensada para coches eléctricos deportivos e hiperdeportivos que requieren una posición de conducción y una altura más bajas. En ambos casos se utilizarán celdas de batería cilíndricas.

Project-LEVA-innovation-in-Lotus-electric-sports-car-architecture_3
Variante para deportivos 2+2 plazas, con la batería bajo el habitáculo y configuración de 1 o 2 motores.

Las tres variantes de la plataforma anunciadas por Lotus se dividen en dos variantes para coches biplaza, con batería vertical (que han denominado ‘chest’) y una para vehículos de configuración 2+2 plazas, con la batería en horizontal (‘slab’). La primera variante está pensada para coches biplaza pequeños, con una batalla de 2.470 mm de longitud, y equipará un motor eléctrico de 350 kW (476 CV) y una batería con 8 módulos y 66,4 kWh de capacidad colocada en dos alturas tras los asientos.

Habrá otra versión para coches biplaza con dos motores eléctricos de hasta 650 kW (884 CV) y una batalla superior a 2.650 mm, que permitirá alojar una batería de 12 módulos y 99,6 kWh de capacidad ubicada tras los asientos. 

Por último, la configuración para coches de 2+2 plazas permitirá alojar una batería de 66,4 kWh en posición horizontal bajo el habitáculo y se ofrecerá con un motor eléctrico (350 kW) o dos (650 kW). En este caso, también está diseñada para coches con una distancia entre ejes superior a 2.650 mm.

detalles-plataforma-leva-lotus
Las tres variantes de la plataforma LEVA y sus distintas configuraciones de motor y batería.

El proyecto LEVA ha sido dirigido por el ingeniero Richard Rackham, Jefe de Conceptos de Vehículos de Lotus, que también lideró el desarrollo de la innovadora plataforma del Lotus Elise de aluminio extruido hace 25 años. Para Rackham, «el proyecto LEVA es tan revolucionario ahora como lo fue la arquitectura del Elise en 1996. Siguiendo el espíritu de Lotus, se ha conseguido un importante ahorro de peso, centrándose en el rendimiento, la eficiencia y la seguridad de la estructura desde el principio, por ejemplo, utilizando la estructura del vehículo como carcasa de la batería, con una UDE integrada, eliminando los subchasis atornillados y optimizando la composición de la suspensión multibrazo».

Entre las aplicaciones de estas plataformas se encuentra el esperado deportivo eléctrico de Lotus -cuyo lanzamiento está previsto para 2026-, pero también estará a disposición de clientes externos, a través de Lotus Engineering, interesados en electrificar sus deportivos. Recordemos que el proyecto LEVA ha sido cofinanciado por el gobierno británico a través del programa ‘Advanced Route to Market Demonstrator’ del Ministerio de Empresa, Energía y Estrategia Industrial del Reino Unido.

Fuente: hibridosyelectricos