Expres.cz - Fotogalerie: Ford F-150 Lightning

En Ford creen que estamos “al borde de una revolución”. Bill Ford, presidente de la compañía, explicó en una entrevista sus ambiciosos planes para invertir junto a SK Innovations 11.400 millones de dólares en dos nuevas plantas de fabricación de coches eléctricos que estarán situadas en Tennessee y Kentucky (Estados Unidos).

Se trata de la mayor inversión de la firma en sus 118 años de historia, y además de sus coches y baterías, las fábricas generarán 11.000 puestos de trabajo. La electrificación de la industria automovilística sigue su marcha imparable.

Dos megafactorías para producir baterías y coches eléctricos

La inversión se realizará conjuntamente con la empresa energética surcoreana SK Innovations, que aportará 4.400 millones del total y que se convertirá en la socia de este ambicioso proyecto de Ford.

La firma ya había anunciado que invertiría 30.000 millones antes de 2025 en la creación de coches eléctricos, y se espera que el 40% de sus ventas en 2030 sean de este tipo de vehículos. Parte de esa inversión acabará en la Comunidad Valenciana, donde Ford forma parte de una asociación público-privada para la creación de una gigafactoría de baterías.

La nueva Blue Oval City —en referencia al logo de Ford— situada en Stanton, Tennessee, será un megacampus de 5.600 millones de dólares con 6.000 trabajadores dedicados a crear versiones eléctricas de sus camionetas de la familia F, además de producir baterías.

Ford Announces Huge EV Production Campus and Two Gigafactories

Esa planta “está diseñada para tener una huella de carbono cero y con cero residuos una vez sea completamente operacional”, explicaron en Ford.

La otra planta, llamada BlueOvalSK Battery Park, estará en Glendale, Kentucky, y se dedicarán 5.800 millones de dólares a su desarrollo. 5.000 empleados se dedicarán a crear las baterías “para la futura generación de vehículos de Ford y Lincoln”. Se espera que ambas estén en funcionamiento en 2025.

Fuente: xataka