El Tesla compacto que tanto necesita la firma en Europa podría acabar costando menos de 20.000 euros en el Viejo Continente si al precio de partida objetivo de 25.000 dólares se le restan las ayudas estatales.

compacto eléctrico de Tesla
Compacto eléctrico de Tesla

El compacto eléctrico de Tesla está llamado a ser uno de los coches eléctricos más decisivos en el porvenir más cercado de la industria del automóvil. Como el propio Elon Musk adelantó, la compañía americana tenía la intención de comercializarlo por 25.000 dólares en Estados Unidos, lo que en Europa se traduce a un precio similar en euros, pero dados los antecedentes de la compañía en reducción de precios, este tarifa de compra podría verse reducida conforme a lo anunciado igualmente.

Los renders que acompañan las líneas de este artículo son obra del artista digital KDseign AG, quien ha tomado las líneas frontales del Tesla Roadster y la típica zaga de los modelos familiares de Tesla para acabar con una imagen que bien podría ser la del Tesla compacto que llegará en 2023.

Es un apunte que ha sacado a la luz Andy Slye en un vídeo que publicó ayer mismo. En él se basa en la meta que tiene Tesla como empresa clave en la transición energética que ha de afrontar el sector de la automoción y el plan maestro de la firma para acabar haciendo los coches accesibles al público menos pudiente.

El plan de la compañía se ha basado en torno a varias metas relacionadas con sus productos que se han ido sucediendo en el tiempo. El primero de todos ellos era sacar un coche eléctrico exclusivo de bajo volumen (Tesla Roadster) para con los ingresos que este generase, después desarrollar uno premium de volumen medio (Tesla Model S) con el que financiar después una gama de productos más asequibles (de entre los cuales destaca la llegada del Model 3).

model c

Recreación digital del futuro comapacto eléctrico de Tesla.

Una vez logrados estos objetivos la meta de la empresa es alcanzar todo tipo de público a través de su incursión en todos los segmentos posibles. Esto incluye modelos como el camión eléctrico Tesla Semi, la pick-up Tesla Cybertruck, el Tesla Roadster y el compacto eléctrico que tanto espera el público europeo.

Se trata del producto que más interés ha generado últimamente de entre todos los que están por llegar por parte de Tesla, y no es para menos, ya que un precio de partida tan relativamente bajo como anunció el propio Elon Musk, será un dardo envenenado a los compactos diésel y gasolina más populares del Viejo Continente.

Sin embargo, y para todos aquellos que se hallen esperando un Model 3 “recortado” por su parte trasera y con un portón para su maletero, hay malas noticias; será un coche de corte asequible, sobre todo en la versión de acceso que costará 25.000 dólares, y articulará sus principales armas en torno a la tecnología disponible.

A este precio de entrada habrá que restar las ayudas estatales, lo que harán, como desde Inside EV’s han señalado, que el coche eléctrico compacto de Tesla baje de los 20.000 euros de precio. En Estados Unidos el plan se conoce como “Green Act Bill”, mientras que en España habrá que esperar los sucedáneos del Plan Moves II.

Fuente: hibridosyelectricos