Una startup ha presentado un cargador portátil para coches eléctricos, que permite ganar autonomía sin necesidad de un generador gracias a sus baterías.

El problema de la autonomía de los coches eléctricos se solucionará, tarde o temprano; pero mientras tanto, es innegable que corremos un mayor riesgo de quedarnos “tirados” si usamos uno de estos vehículos.

Todo depende de dónde vivamos y del tipo de viaje que hagamos, por supuesto; pero por ejemplo, viajar de vacaciones a determinadas regiones de España con un coche eléctrico convencional es ciertamente arriesgado.

Mientras esperamos la implantación de más cargadores, y el desarrollo de baterías que se carguen más rápido, la solución puede estar en el uso de cargadores portátiles que nos permitan hacer los kilómetros que necesitamos.

Cargador portátil para coches eléctricos

Ese es el plan de la startup estadounidense SparkCharge, que ha presentado un cargador portátil para coches eléctricos que permite recuperar algo de carga, al menos la suficiente para terminar nuestro viaje o salvarnos en una emergencia.

La verdad es que ya hay cargadores portátiles, pero suelen ir acompañados de un generador; por lo que al final, acabas usando gasolina, gas, u otro combustible fósil y perdiendo la gran ventaja de los coches eléctricos.El SparkCharge es modular

El SparkCharge es modular SparkCharge Omicrono

En cambio, el SparkCharge destaca por estar basado únicamente en baterías, y pese a eso ser relativamente portátil. El cargador en sí pesa unos nueve kilogramos, mientras que cada módulo de batería pesa 22 kg; sí, eso significa que necesitaremos un vehículo para transportarlo.

Especialmente porque la idea no es llevar una sola batería. Gracias a su diseño modular, el cargador es capaz de admitir hasta cinco módulos de batería. No es algo que vayas a llevar en el maletero “por si acaso”. En vez de eso, está más pensado para los servicios de asistencia en carretera.

Una solución temporal

De la misma manera que podemos llamar si se nos termina la gasolina, también podríamos llamar para que venga un empleado a recargarnos la batería con este cargador. SparkCharge también afirma estar colaborando con empresas de ridesharing y establecimientos que nos permitan recargar el coche sin necesidad de instalar un cargador.El cargador de SparkCharge es relativamente portátil

El cargador de SparkCharge es relativamente portátil SparkCharge Omicrono

Cada módulo de batería es de 3,5 kWh, lo que se puede traducir en unos 22 kilómetros de autonomía, dependiendo del coche; la carga es rápida, pudiendo recargar unos 128 kilómetros de autonomía en una hora. Las baterías se pueden recargar en tres o cuatro horas, dependiendo de si usamos una toma de 220v o de 120v, y están certificadas para durar unos 1.000 ciclos; el cargador puede durar 10.000 ciclos.

Este puede ser el equivalente al bidón de gasolina, una solución portátil para recargar coches eléctricos de manera sencilla, pero no es la única; también hay startups que apuestan por llevar un remolque para conseguir esos kilómetros adicionales.

Fuente: elespanol